jueves, 18 de junio de 2009

Nabo patriótico (o: Me entendieron peor)

Durante un acto realizado por la Mesa de Enlace ayer en Paraná, el energúmeno entrerriano Alfredo De Ángeli regurgitó la siguiente frase referida al procedimiento a seguir en el próximo acto eleccionario:

"En el campo hay que juntar a todos los empleados en las estancias, subirlos a la camioneta y decirles claramente a quién hay que votar si no quieren fundirse."

Para tener una idea de lo que esta frase significa en nuestro país, debemos recordar que en la década del 30 las trampas electorales de los conservadores, denominadas "fraudes patrióticos", se realizaban para evitar la llegada de las "chusmas radicales" al poder.

Eso se hacía de varias maneras, pero hay dos que tienen reminiscencias con acontecimientos actuales: una era apretando a los que se sabía eran votantes contrarios a los conservadores, en plena calle o en cercanías de las mesas; otra que los patrones de estancia les quitaban sus libretas de enrolamiento (hoy D.N.I.) a los peones y empleados del campo, se los llevaban y hacían firmar en las mesas electorales, todos votos que iban a los conservadores. De allí proviene el famoso "ya votaste", cuando alguien se presentaba a votar y se le comunicaba que su voto ya había sido emitido por otro en su lugar.

Hoy se apreta directamente a los legisladores o gobernadores para que ni siquiera puedan recorrer su provincia. Y en vez de quitarles los documentos a los peones y empleados, se los carga en la caja de una camioneta, como animales, con la consigna expresa de a quién votar.

Ante el rechazo parcial (llamativamente no todos los referentes políticos se han expresado) hasta de sus amigos Buzzi y De Narváez, la bestia rubia mediterránea, premio "Líder 2008", salió a aclarar:

"Yo me expresé mal y me entendieron peor. [...] "Hay empleados que están a 30, 40 km. de donde votar y que no entienden (¡!). Por eso hay que llevarlos a votar y explicarles por quién no votar..."

¡Ahora sí quedó claro! No es que les iba a decir voten por tal o cual, sino sólo que no voten por Kirchner. Y nosotros que pensábamos... ¡Qué mal que le habíamos entendido!

Y me quedo pensando que estos pobres peones y empleados por lo visto son más jodidos de convencer que el mediopelo porteño, al cual forrean de igual o peor modo, con la ventaja de que no necesitan llevarlos en camioneta sino que se autoconvocan solitos para manifestarse contra sus propios intereses. Los milagros de la ilustración.

2 Interpretaciones:

...*LuNa*... dijo...

No se podía esperar otra cosa de este señor.
Me gusta la propuesta que presentás en el título y las frases de tu blog. Muchos éxitos en las interpretaciones, entonces!

Surito dijo...

...*LuNa*... Gracias por el comentario y por pasar. Un saludo.