domingo, 21 de junio de 2009

El solitario consenso (o: A la vejez viruela)

"La reapropiación pública de nuestros recursos naturales y estratégicos, la nacionalización del petróleo, el gas y la gran minería -reinstaurando el Artículo 40º de la Constitución de 1949- junto a otras riquezas que nos han quitado, constituye un elemento clave para definir el futuro de nuestro país."

Lo anterior constituye el único punto que bajo el título de "Recuperar nuestros recursos", figura como propuesta referida a política energética en la plataforma electoral de Pino Solanas.

Como se ve, es una propuesta un poquito amplia, tipo idea-fuerza, con la cual debe estar de acuerdo la mayoría del pueblo argentino y latinoamericano.

Lo que no encontramos, es aunque sea dos o tres medidas que nos den una pauta para saber cómo el cineasta piensa llevar a cabo su noble cometido desde su espacio político, por lo menos en este siglo.

Analicemos un poquito:

¿Reapropiarnos de los recursos naturales y estratégicos? ¿Acaso hemos perdido la propiedad? ¿Cuándo? Porque la Ley Nº 17.319 de Hidrocarburos, hoy vigente, dice en su Art. 1: "Los yacimientos de hidrocarburos líquidos y gaseosos situados en el territorio de la República Argentina y en su plataforma continental, pertenecen al patrimonio inalienable e imprescriptible del Estado nacional."

En cuanto al resto de los recursos mineros, el Código de Minería, hoy vigente, dice con respecto a las minas de 1ª categoría, que son las referidas a minerales estratégicos, en su Art. 7, Título II: "Las minas son bienes privados de la Nación o de las Provincias, según el territorio en que se encuentren."

¿Reinstaurar el Art. 40º de la Constitución de 1949 para nacionalizar los hidrocarburos y la gran minería?

Acá está lo que dice ese artículo. Como ven, habla de nacionalizar específicamente los servicios públicos, permitiendo su compra o expropiación con indemnización previa. El Estado podría, mediante ley, intervenir en la economía y monopolizar determinada actividad (sin aclarar), en salvaguarda de los intereses generales. Tal vez en esto se apoye Pino.

Cuando se refiere a los recursos que son fuentes naturales de energía, además de ratificar el dominio del Estado nacional, explicita: "...con la correspondiente participación en su producto, que se convendrá con las provincias."

Ahora yo le pregunto a Pino:

Como evidentemente piensa que este gobierno no lo quiere hacer, o como lo demostró con la 125, lo haría para hacer "caja", ¿cómo, cuándo y con quién logrará el consenso para dar los pasos necesarios para lograr sus objetivos? Recordemos que necesitaría "reinstaurar" (así de simple lo dice) el Art. 40º que incluye negociar con las provincias la coparticipación, y sancionar una ley que justifique la nacionalización de la explotación, industrialización y comercialización de los recursos que cita.

¿Lo hará tal vez con Macri y De Narváez?, ¿o con Lilita y Prat Gay? ¿o quizá con Menem, Romero, Sobisch, Das Neves, Schiaretti y Cobos?. Eso sí, seguramente apoyado por los medios, que son tan nacionalizadores ellos.

¿No te das cuenta Pino que este gobierno, que fue votado por más del 40% del pueblo argentino no logró imponer su intervención en la economía con la oligarquía sojera gracias a votos puristas, ingenuos y funcionales como el de tu espacio, además de varias traiciones, y vos querés, solito, cambiar todo lo que decís con el 20% del electorado de la CABA?

Y yo creo que vos lo sabés, pero no tenés otra bandera que suene más dentro de la ignorancia del común de la gente.

Por eso estoy de acuerdo con Heller cuando te dijo: "No sabía que a tu edad te habías vuelto mentiroso".

2 Interpretaciones:

...*LuNa*... dijo...

Que interesante los datos que nos traés. Realmente interesante. Yo no sabía cuál era la propuesta específica de Pino respecto de los recursos energéticos y, evidentemente por lo que acabo de leer, no hay estrategia específica. Y yo también pienso que es un tema noble y de urgencia, pero también me pregunté cómo Pino pretende llevar a cabo esto teniendo en cuenta cuestiones truncas como la fallida 125 que se convirtió en un conflicto tremendamente exacerbado cuando se quiso tocar la renta extraordinaria.
Yo concuerdo con Carlos Heller en muchas cosas, es un tipo que tiene altura para debatir y ojalá pueda aportar pluralidad y nuevas ideas al proyecto nacional. Por otra parte, no sé porqué Pino y Heller no se juntaron (bueno, es una pregunta retórica) teniend en cuenta que, supuestamente tendrían más en común entre sí que Pino con el pensamiento de derecha, quién sabe no podrían tener una considerable partida de votos en capital que dispute fuertemente al pro. Puras especulaciones mías quizá. Pero es verdad, algo no me cierra en esto.

Saludos!

Surito dijo...

...*LuNa*...: creo que el problema de Pino lo expresa muy bien Barone en su último post y es el purismo extremista que pretende en la concreción de sus ideas, pero con él cual nunca ganará elecciones como para llevar a cabo sus objetivos.
Hubiese sido buena la alianza con Heller. Es una lástima.
Un saludo y gracias por pasar.