viernes, 1 de mayo de 2009

Narciso Bello (o: Cuesta abajo)

Anoche en el programa "Después de todo" Jorge Lanata le hizo una inútilmente extensa entrevista a Jorge Asís. Y digo inútilmente extensa porque la misma consistió en dar vueltas alrededor de una sola idea: poner en evidencia la pretendida agudeza e inteligencia de ambos, subrrayada con sus exageradas actitudes chauvinistas, egocéntricas, de "yo me las sé todas", que arrancan desde el vamos con la manera de sentarse y pavonearse delante de la cámara.

"Mi distrito es la palabra. Mi distrito es el lenguaje", es la frase elegida por Asís para conceptualizar su portal en la Web. Y es así tal cual, no sólo ese espacio sino sino todo su comportamiento posterior a dos años, según él mismo dijo, de "estar sobre la ola" luego de escribir "Flores robadas en los jardines de Quilmes" y "Carne picada", en la búsqueda tal vez de recuperar el protagonismo obtenido como escritor, pero en el camino del devenir político, ya que lo suyo no es militancia aunque haya sido aspirante a vicepresidente con Jorge Sobisch.

Pero no se da cuenta que en ese camino hace rato que se encandiló con la luz fugaz de la frase irónica, rimbombante, ingeniosa sí, que subyuga a los zonzos y puede ser útil para la polémica barata, pero huérfana de contenido, de significación, de profundidad, perdiéndose así en la intrascendencia. Queriendo ser brillante se caricaturiza.

Algo parecido le pasa a Lanata, sólo que sus laureles los adquirió cuando era joven y sus ideales, si los tuvo, eran otros. Después de "Página 12" y Día D" parece estar buscando recuperar esas alturas, pero se desvanece en la pose, la frase y el tema remanidos, superficiales, digeribles para el mediopelo.

Su frase para describir su sitio en Internet es "El aire es libre" y es dueño de decir lo que se le cante, como nosotros aquí. La sorpresa, o no, es que no vamos a encontrar los análisis inteligentes, profundos que es capaz de hacer, sobre temas de interés popular importantes para el futuro del país, pero sí bastante sobre los mismos puteríos que repite hoy en día en su programa televisivo y con el mismo nivel de superficialidad, aunque con menos teatralidad.

Recuerdo hace mucho tiempo un programa de Mariano "eso te quería oír" Grondona donde ambos se trenzaron con ganas. Pero anoche estuvieron de acuerdo en todo, lo que marca su coincidencia actual de pensamiento.

Estos aforismos creo que resumen bien la postura de estos personajes, versión moderna de Polichinela y Arlequín:

"A algunos hombres los disfraces no los disfrazan, sino los revelan. Cada uno se disfraza de aquello que es por dentro" - Chesterton

"Cuando la lucha de un hombre comienza dentro de sí, ese hombre vale algo" - Browning

Y pienso que estos dos claudicaron en esa lucha demasiado temprano.

2 Interpretaciones:

MP dijo...

He notado ya hace mucho que Lanata se sube a dos o tres temas y los repite en todos lados, calcados. Con las misma palabras. Eso pinta de cuerpo entero la decadencia de este pibe que fue un "enfante terrible" y hoy es un viejo conservador y mala leche que solamente busca facturar. El caso del turco es complejo, para mí. Me divierte su verba florida, rocambolesca. Es un charlista hábil, un polemista punzante de mente rápida, pero un bobo político. Por otra parte su actitud de perseverar en el error, profundizando su personaje hasta la caricatura lo junta mucho con Lanata, con quien chocaba mucho en los tempranos noventa, justamente por lo mismo: eran demasiado parecidos.
Gran análisi, Surito.
Saludos y feliz día.

Surito dijo...

MP: a mí me pasa lo mismo con Asís. Me causan mucha gracia sus definiciones en dos o tres palabras muy exactas.
Un saludo y gracias por pasar. Feliz día para vos también.