domingo, 22 de marzo de 2009

Las insistentes brasas (o: José Sofisma)

Cambiando de pescado pero no de pescadería, leemos en "La Nación" este artículo de Mariano Grondona, que con ese estilo sutil de "viento entre los bambúes" nos quiere hacer creer que casi, casi, hasta le gusta Perón, y que lo único malo del peronismo actual son esas "insistentes brasas" constituídas por esos "pocos montoneros que aún se empeñan en seguir siéndolo", en obvia alusión al matrimonio Kirchner.

Del análisis del peronismo hecho por Julio Bárbaro, Don Mariano rescata que el movimiento nació como un peronismo de confrontación, sustentado en la frase "para un peronista no hay nada mejor que otro peronista", que tergiversa con un sofisma, recurso que usa en casi todos sus comentarios, en la conclusión de que no había nada "peor que un antiperonista".

Acá debo hacer un paréntesis, para señalar que este señor, que no distingue intermedios entre mejor y peor, es el mismo que habiéndose jubilado con el sistema de jubilación privilegiada, justificó su vergonzoso proceder con la siguiente frase: "No hice bien, pero ¿hice mal?", demostrando que en su concepto la ética sí tiene esos grados intermedios.

Así, a partir del sofisma pasa con naturalidad al resumen del pensamiento antiperonista, éste real, de que "para un antiperonista no hay nada peor que un peronista". ¿Qué llevamos hasta ahora? Dos cosas reales: por un lado la frase de Perón y por otro ésta última, que según Don Mariano, nació como réplica a... ¡su sofisma!

Pero su recurso da para más. Mostrando a un Perón arrepentido (¡?) y conciliador (abrazo con Balbín), olvidándose de los contextos históricos, muestra como residuos de esa "violencia de ambos bandos" (acá ya nos puso en la confrontación armada, todo a causa ¡de la frase inicial!), en un plano de igualdad, a la guerrilla montonera post-Plaza de Mayo y a la "represión militar" o "militares a cargo del orden público", como él llama al terrorismo de Estado ejercido por la dictadura militar. ¡Anoten los maestros!, diría Fontanarrosa.

Lo que sigue no tiene desperdicio, así que lo copio textualmente: "Al castigar como lo hacen ahora a los militares, por su parte, los pocos montoneros que aún se empeñan en seguir siéndolo, aunque ya no los acompañe el movimiento de la historia, ejecutan en nombre de la justicia una tardía venganza."

Finalmente termina señalándonos, en la figura del peronismo "disidente", a esa parte "republicana" del peronismo "ghandiano" de la no violencia, instando a la oposición a que los acepte en su seno, con estas palabras de antología: "¿Con qué derecho pretenden descalificar a los potenciales aliados que, como ellos, apuntan a la aurora ya no tan lejana de "poskirchnerismo", sugiriendo, aunque no lo proclamen, que nada hay rescatable en el peronismo?

Como se puede ver, ya estamos todos de campaña porque nos apuran los tiempos. ¡Grande Cristina!

Lo que me deja pensando es que, volviendo sobre el razonamiento de este Ilustre, quiere decir que el peronismo "disidente" no piensa que "para un peronista no hay nada peor que un antiperonista", o sea que piensan que "para un peronista no hay nada mejor que un antiperonista" A veces pareciera que así es. ¿Tendrá razón Don Mariano? ¿Se habrá equivocado el General?

4 Interpretaciones:

MONA dijo...

Don Mariano está tratando de argumentar lo que sea en contra del Gobierno. Puede seguir razonando, o inventando sofismas, pero eso no es lo principal. Lo verdaderamente importante son los actos concretos de gobierno. Y de eso, hay bastante para ponderar... Y de eso no habla Don Mariano.
Saludos

Surito dijo...

MONA: Es notable lo que da la imaginación cuando de chicanear se trata, ¿no?. Un saludo y gracias por pasar.

Ana dijo...

Ojala alcanzara con los actos del gobierno. Lo que estamos viendo y oyendo es que no son los actos sino la interpretación falaz de esos actos lo que quieren hacer predominar penetrando en la opinión pública a través de los Medios facilitadores de comunicación.

Surito dijo...

Ana: ojalá alcance. Yo creo que la opinión del común de la gente va a estar influída por la confianza que deposite en los K ante problemas como el trabajo y el aumento de los precios. Un saludo y gracias por pasar.