jueves, 9 de julio de 2009

Un día como hoy... (o: ¿Malbec o Cabernet Sauvignon?)


Un día como hoy, pero del año 1953, en Bahía Blanca un matrimonio de 22 y 20 años respectivamente (muy jóvenes para aquella época), celebraba la llegada de su primogénito a este mundo.

Era un matrimonio que vivía en una pensión cercana al centro con la madre de él, pero que a pesar de no tener casa tenía una entrada suficiente como para vivir cómodamente, aunque sin lujos.

A medida que pasó el tiempo, la situación empeoró y el matrimonio se vio obligado a alquilar en barrios cada vez más alejados, pero conservando para sus hijos (a partir del 55 llegaba "la nena"), la dignidad de darles una buena educación y alimentación.

Así crecieron los pequeños, en un clima de armonía familiar, en condiciones humildes que en ese momento no entendían, pero felices por la compañía de sus juegos con los amigos del barrio: la bolita, el balero, las figuritas, el barrilete, el arco a arco con la pelota de trapo y tantos otros.

Cuando llegó la hora del secundario, hicieron el esfuerzo por mandar al varón a estudiar al Colegio Nacional "para poder seguir después la universidad". A "la nena" no le gustaba estudiar, por lo que más adelante entraría a trabajar.

El varón se encontró de golpe en un ambiente un poco distinto al que él conocía, el del barrio, ya que a ese colegio, más en esa época, iban los hijos de la gente acomodada de la ciudad. Así que al principio sufrió la tácita discriminación sobre todo de los profesores.

Pero como lo que no te mata te fortalece como bien dicen, o porque a los humildes esas situaciones los obligan a llevar su atención por otros valores distintos a la hipocresía del estatus social, como el compañerismo, la solidaridad real o la amistad, ese joven fue superando la situación e incluso haciendo amigos entre sus no-pares, amigos hasta el día de hoy, pero desarrollando ya un profundo rechazo por la discriminación o la intolerancia de cualquier tipo.

El tiempo lo llevó a la universidad y luego a recibirse, en momentos muy jodidos (1971-1977), lo antes posible siempre por el tema económico. Fue el orgullo de su familia (salvo alguna tía envidiosa, que siempre las hay), cosa de la que él aún hoy en día no está muy seguro.

Después vino la colimba, también jodida (1978-1979), y después el ingreso a la vida.

Beca de postgrado en explotación de hidrocarburos por parte de Y.P.F. (con puntitos entre las letras, que es importante) e ingreso en la empresa, en el sur-sur, recién casado.

Allí le tocó vivir, paradójicamente con su ascenso profesional, la caída planificada del gigante nacional. Ver desde adentro todo el proceso de entrega, hasta el fatídico 1991.

Sin querer ingresar a "la privada", continuó con esa falsa ilusión que fueron los emprendimientos conque se encandiló a los ex-agentes hasta el año 1996 que duró, y de allí después de un intento de prestar servicios en forma privada a la misma industria hasta 1998, defraudado con el nuevo rumbo de la política energética en particular, lo vemos hoy dedicado a la docencia terciaria y universitaria.

No es el desideratum, pero bajo su punto de vista mejor que trabajar para Repsol o Total, donde han ido a parar desde el desgüace bastantes (algunos ex) amigos suyos menos escrupulosos.

Ustedes se preguntarán a qué viene esta especie de curriculum vitae, pero lo que sucede es que estoy haciendo una especie de "racconto", de ninguna manera pesimista, de mi camino hasta hoy que cumplo 56 jóvenes añitos.

¡Ah!, le dije a Cristina que no me mande los Granaderos para que Traspié Fatal no se ponga celoso. Aparte con esto de la gripe A que nos va a matar a todos, no es para festejar mucho.

Hoy brindaré con un Malbec (o en su defecto Cabernet Sauvignon) de cualquier marca, porque son todos buenos. ¡Salute a tutti!

6 Interpretaciones:

Silvia Ca dijo...

que patriota! feliz cumple!

Surito dijo...

Gracias Silvia.
Un saludo grande.

tute cabrero dijo...

En mi barrio hay unos chinos que venden un merlot a 6,50$.
Feliz cumple

Maricé dijo...

Feliz cumple Surito, que lo pases muy bien
Somos contemporaneos y las historias de nuestra generación han sido parecidas por los avatares de esta querida patria.
Saludos patagonicos

grace dijo...

Leyendo tu currículum, me encuentro que compartimos la misma, gloriosa UNS de los 70 (yo desde el 70 al 75, Remus Tetu mediante).Mi colación de grado fue en las postrimerías de la dictadura. Por fin encuentro alguien que, como yo, debe saber lo difícil que es esta ciudad para los que no pensamos como su diario oficial. Felizzzz cumpleaños, chei.

Surito dijo...

Tute Cabrero: conociendo un poco de vinos, se encuentran buenos sin pagar mucho, ¿no es cierto?
Gracias por el saludo.

Maricé: Así es, hay muchas historias con puntos comunes con las de uno. Una generación diría.
Gracias por el saludo.

Grace: ¡mirá vos, qué grata sorpresa lo de la UNS! La verdad que sí, ciudad que tiene la desgracia de tener a La Nueva Provincia.
Gracias por el saludo.